Archivos Mensuales: noviembre 2012

Bonfiladas Gadgeteras

20121121-225159.jpg

Vieja creencia de un smartphone.

Si queda por ahí algún lector de los que tenía yo, por favor, dígale a los demás que he regresado a escribir un poco de las cosas que me vuelan por la cabeza…y no será de moscos de fruta, ni zopilotes o buitres, sino de cosas aun menos importantes que esos animalitos molestones que se la pasan rondando donde estamos y zumban hasta volvernos locos por las noches…pero ya me he desviado y no era de eso de lo que quería platicar.

He titulado esta entrada así, porque he entrado de lleno al mundo de los gadgets y estoy ENLOQUECIDO…me han encantado las opciones y la diversidad de cosas que se pueden hacer con estas lindas cosillas. Estoy escribiendo esta entrada desde un iPad y cada vez que “pulso” una tecla, suena como ese añejo y melancólico ruido de una máquina de escribir Olivetti o de marcas mas antiguas, me siento como de esos escritores que usaban las viejas máquinas para escribir lo suyo.

No sufro como otros usuarios con correctores de palabras, ni corrección ortográfica, pues los errores que cometo me los quedo para mi, los comparto, me lamento, me la miento y son totalmente producción mía…en fin, no nos distraigamos con cosillas sin importancia y a lo que veníamos aquí. Este mundo del gadget lo estoy disfrutando mucho, pues tuve que iniciarme en él por una necesidad laboral, pero he encontrado mucho campo de acción para diversas cosas, como jugar, leer libros, hacer audio, redes sociales, escribir, estudiar libretos y marcarlos como a l vieja usanza, llevar una agenda, calendarios, notas, recordatorios, mas juegos, mas libros, hacer fotos, jugar con ellas, servicios de correo electrónico, Internet, bancos, música, video, etc.

Son tantas cosas, que como decía Buzz Lightyear: “Al infinito y mas allá!” Seguro que algo tendrá que ver el origen del héroe, Pixar, con todo lo que el dueño de ésta tuvo que ver con el inicio y apogeo de todos estos juguetitos, Steve Jobs. Mucha gente sabe que soy maquero y fiel evangelizador de la marca, así como de las cosas que se han creado en Cupertino y que siguen con la filosofía de compleja sencillez y funcionalidad de las cosas hechas en Apple. Pero lo que no saben muchos es que ya he sido usuario de Blackberry y smartphones con sistema operativo Android, pero he hallado en los gadgets de Apple, iPhone y iPad, una verdadera fuente de diversión y un mundo con tantas aristas que podría ser interminable. Combinan lo mejor de los mundos de las portátiles con la gracia de los aparatos reproductores de música o mp3.

Este escrito no será mas un canto a la promoción maquera, ni un intento por evangelizar a nadie, porque en el mercado hay ya muchas opciones para todos los bolsillos y usos. Marcas como Samsung, Blackberry, Motorola, HP, Barnes & Noble, Amazon y demás, son los que nos llevan a este espacio de entretenimiento y nos permiten introducirnos en el mundo de ficción como en “Minority Report” (2002), donde vimos por primera vez la utilización de algunas cosas como los gadgets y las pantallas transparentes. ¿No se han sentido como esos personajes de ese “futuro”?

Mientras escribo esto, voy recordando el tiempo cuando empecé a transmitir por mi estación de radio via Internet y recuerdo que ya todo lo podía hacer desde un solo dispositivo…en ese entonces, 2000, era una máquina portátil, pero lo indispensable era que la gente nos tenía que escuchar en donde tuvieran acceso a Internet y normalmente eran equipos de escritorio o computadoras conectadas por dial up o conexión telefónica y estaban resignados a quedarse quietos en esas sillas. Y los que transmitimos debíamos hacerlo desde esos mismos lugares comunes. Ahora, podemos estar en nuestro auto, en la oficina, en la calle, en fin, en casi cualquier lugar donde podamos accesar a la red. Ha sido un crecimiento muy veloz y no se si estamos preparados para ello, pero lo que sí se es que nos estamos diviertiendo como “enanos” con estos juguetes modernos.

Luego de toda esta meditación y filosofando un poco, me quedo con algunas dudas:

¿Es normal que quiera dormir al lado de mi iPhone para ver si me llega algún mail importantísimo?

Siendo aparatos que nos acercan, ¿por qué estamos todos alejados cuando nos sentamos en la misma mesa?

¿El usar un smartphone me convierte en inteligente a mi?

¿Deberé usar el corrector o sigo sin él?

¿Soy viejo o nomás pieza clásica?

¿Saldrá pronto la versión de Angry Birds en el planetoide Plutón?

 

–———————————————–
Hasta ahora parece que Windows es un virus, sin embargo, existen diferencias fundamentales:
Los virus están bien documentados por sus autores; están funcionando en la mayoría de los sistemas; su código de programación es rápido, compacto, eficiente y tienden a ser mas sofisticados conforme van madurando.
Es por esto que Windows NO es un virus.
————————————————