Archivos Mensuales: enero 2015

Bonfiladas Perdonadoras

Hola a todos los que están leyendo esta nueva entrada, escrita en el entrante año 2015, entrando a mi cuarto de hotel que está situado a la entrada de un pueblo cercano a donde se dió la  entrada a uno de los acontecimientos mas grandes en mi país, como lo fue la Independencia, iniciada entrando el otoño de 1810…total, que entrando, entrando y con el palo dando!!

Sin palabras

Sin palabras

Ya se que hace mucho que no escribía en este espacio, pero la verdad es que la labor cotidiana, fecunda y creadora, me había sorbido el seso totalmente y no me dejaba escribir mas que lo estrictamente necesario, por lo que me disculpo con quienes me están leyendo, por el hecho de volver a hacerlo y no me disculpo con quienes no me leen, al contrario, los admiro porque tuvieron los pantalones suficientes para no abrir el enlace a mi blog, pero que se están quebrando los dedos pensando en todas las babosadas que aquí se ponen y que no están “disfrutando”.

Ha llegado un nuevo año y las emociones aparecen en quienes han definido sus propuestas, pero que dudan si tendrán la voluntad necesaria para llevar a cabo estas descomunales promesas, hechas al calor del alcohol ingerido desde que empezó el maratón Guadalupe-Reyes y de las fiestas, también maratónicas, con las que acostumbramos despedirnos del año viejo. No se porque siempre necesitamos de eventos como esto de iniciar un nuevo año para trazar metas que rayan en lo platónico…no es serio prometer cosas que no cumpliremos, pues nos deprime cuando estas mismas no las podemos realizar. No nos pongamos retos imposibles, sino pequeños escalones para subir poco a poco y completar la gran meta que es mejorar la calidad de vida de nosotros y de los que nos rodean.

Por lo pronto, he empezado el año de la mejor manera, ya que vuelvo a trabajar en un medio que me encanta, pero que por cuestiones de la vida misma no nos habíamos conectado nuevamente; y lo hago con una producción muy interesante, con una gran historia y un reparto maravilloso, lleno de grandes figuras y caras nuevas, pero que mantiene un balance exquisito. La telenovela es “Que te perdones Dios…yo no”. El inicio será el 19 de Enero por la cadena Univisión y mas adelante, creo que en Febrero, entrará al aire por el canal de las estrellas.

qtpdYa ustedes podrán juzgar el resultado de un trabajo que se está haciendo con un entusiasmo motivado por la buena vibra que se siente en la producción, pero lo que no podrán conocer es lo que mas disfrutamos los que hacemos este trabajo que es la convivencia entre seres raros y extraños como somos los actores y quienes nos dedicamos a esto. Las discusiones, pláticas, sobremesas, cafecitos, tiempo en maquillaje, en caracterización, en peinados, diseño de imagen, en la oficina de producción, los viajes por carretera, las locaciones en ciudades, pueblos y demás sitios, por demás bizarros, son situaciones y tiempos que añoraba compartir y se ha dado de nuevo. Me hace muy feliz el hecho de poder reir con mis compañeros, de discutir estupideces o cosas serias, pero siempre en un clima donde abunda, permanentemente, la cosa emocional…las conversaciones entre actores no son sencillas de digerir para los “civiles”, nombre que les damos a los seres humanos normales a los que les cuesta muchísimo entender la forma en que nos comunicamos. Somos seres, lo repito, extraños, que vivimos manejando emociones y por lo mismo, las pláticas están llenas de matices, suspenso, comedia, drama, melodrama y tragedia, síntomas inequívocos de la “deformación profesional” que tenemos los intérpretes. Yo extrañaba eso y me hacía falta en mi vida…por eso estoy contento de iniciar un nuevo ciclo de esta forma y con un grupo de personas como el que está en este nuevo proyecto.

Gracias, Angelli, Nacho, Zuria, Goyri, Tacher, Jones, Sorté, Sabine, Zaide, Strickler, Dacia, Eric, Espín, Altair, Ávalos, Ferdinando, Niña Rojo, Procuna, Myrrah, Mannino, Ávila, Ojeda, Saez, Laisha, Robles, Adriano, Basso, Alejandra RG, Olivo, Galeano, Lakshmi, Athie, sin olvidar a Cataño, Claudio, Zafra y Barajas, además de los escritores, Alcalá, Salazar y Zúñiga, que están adaptando una historia estupenda y nos dan armas para que podamos practicar el maravilloso arte de la representación escénica.