Archivos Mensuales: enero 2019

Bonfiladas que salen mal

Hola a todos!!

Feliz 2019 y que todo lo que hayan deseado, se vaya cumpliendo, pero sin olvidar que hay que trabajar para conseguirlo. No me queda mas que agradecer a todos, los comentarios que no han puesto y las palomitas que no me han dado. Me queda claro que seguiré escribiendo para los que lean, pero que no saben escribir un comentario. No hay problema, ni reclamo nada, porque no es tan importante (snif, sob), pero si se llegan a acordar, les encargo alguito, ¿no?

El título de esta entrada es complejo, pero ahí les va la explicación. Hay veces que tenemos que hacer un alto en el camino para diagnosticar que andamos muy desorientados, porque para que una obra de teatro pegue, es complicado; pero que pegue y se termine, es incomprensible. Eso va a pasar, a partir del domingo 6 de enero con una pieza EXCELENTE de ensamble, coordinación, creatividad, humor negro, blanco, rojo, verde y multicolor que se presenta(ba) en el Teatro Helénico, llamada: “La obra que sale mal”. Obra galardonada en Londres y Broadway por su calidad y por la ejecución del elenco de actores y dirección, que hacen de esta un ejemplo de que “la comedia es algo serio”, parafraseando a señorones como Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”.

obra-mal

Y, ¿Wilson?

No les voy a platicar mas que algunas cosillas de la obra, porque vale la pena que hagamos una marcha o algo similar para que vuelva a escena en otro espacio, si es que el problema es del Helénico; o donde sea, pero que continúe la temporada y vayamos todos (yo voy de nuevo con sumo gusto y placer indescriptible) a disfrutarla y a reírnos como lo hice hoy. Pensar en una obra como esta, donde todo sale mal, ya es buena elección, peligrosa porque no sabemos donde va a parar, pero buena elección. Llevarla a escena es un experimento de gran desplante humorístico que nos coloca en el espacio del clown y el teatro del absurdo. Desde el programa de mano, donde nos enteramos que vamos a ver una obra dentro de otra obra que esperan que salga bien y no pasa eso, pero no podemos  anticipar el alcance y el desarrollo, aunque creamos que va a ser algo que podamos ver venir.

La verdad de las cosas es que me transportaron a toda una experiencia maravillosa de humor de diferentes estilos; la capacidad teatral de todos los integrantes, que en ningún momento traicionan a sus personajes de actores representando personajes (parece frase Cantinflesca, tan socorridas en estos tiempos de políticos a los que no se les entiende nada, porque no saben expresarse y prefieren confundir al ciudadano) nos envuelve con mucho espíritu y nos hace como público, partícipe del fenómeno maravilloso del teatro en su expresión mas completa. El buen humor comienza desde que uno lee el programa de mano y su añadido de la obra dentro de la obra. Luego, las personas que hacen el detallado “técnico” y todo lo que ocurre en el lunetario y mas tarde en la obra en sí, con sus respectivas introducciones del Director de la obra dentro de la obra. Estoy tan emocionado de haber podido asistir a verla con mi esposa, a la que no veía reírse tan fuerte desde hace años en un espectáculo en vivo. La verdad es que nos encantó, porque sin necesidad de palabras altisonantes, (recurso sumamente utilizado por las personas sin gran capacidad como escritores o ejecutantes) nos hizo adentrarnos y formar parte participativa de la obra. Reimos, lloramos, gritamos, aplaudimos y  ovacionamos a las personas que formaron parte del elenco. Gracias Claudia, Juan Carlos, Artus, Ivan, Daniel, Adrián, “Guana”, Ari, Daniel B, Daniel O y Ana Sofía por ese trabajo tan exacto y tan preciso; por su ejecución tan brillante. A los Productores, Camila y Jerónimo, así como a sus socio, Billy y Lemon Studios. Y en general a todos los que forman parte de este equipo sensacional de gente talentosa.

Y, como antes, solo me quedan algunas dudas sobre esto:

¿Se puede escribir una nota en un jarrón en lugar de una libreta?

¿Es necesaria la disciplina para ser actor y hacer lo que nos piden?

¿Si hacemos mas de eso, ponemos en peligro a la compañía?

¿Es posible usar unas llaves como pluma?

¿Las mujeres ya entraron de lleno a la lucha libre?

Estas y mas preguntas las podrán responder quien ya haya visto la obra, los demás estarán mas que confundidos.

__________________________________________

Y recordando una vez mas a Don Jacinto Benavente:

“Una hora de alegría es algo que robamos al dolor y a la muerte, y el cielo nos recuerda pronto nuestro destino.”

___________________________________________