Archivos Mensuales: julio 2014

Bonfiladas Campeoniles

Saludo a los que siguen este blog…y a los que no, pues entren para que los salude igual!! Ya se terminó el Mundial de Futbol Brasil 2014…estamos en la época de resaca (cruda) de futbol y de emociones encontradas por la afición hacia alguno de los equipos que compitieron en la reciente Copa del Mundo. Ya sabemos quien quedó como Campeón y quien quedó en el escalón final al borde de la Copa.

Dignos campeones

Dignos campeones

Alemania es el primer equipo nacional en ganar una Copa en América…el famoso dicho de “América para los americanos” quedó “démodé”, por fortuna, la verdad…y digo esto por la mala interpretación de que somos de aquí y somos de allá (al contrario de lo que cantaba Facundo Cabral). Tomamos el territorio como nuestro, como si fuéramos personajes de “Romeo y Julieta” o “Amor sin barreras” y no queremos ser “conquistados” nuevamente. En un mundo tan globalizado, como el actual, esas pretenciones son medio absurdas, pero la gente lo toma absolutamente personal y se ofende terriblemente al ver amenazado su espacio, cual mártires independentistas. El triunfo de la selección alemana nos deja un aprendizaje muy importante a nivel educacional, pues es una muestra de que el trabajo en equipo, sin dependencias personales, ni rivalidades absurdas (como las que hay en el equipo holandés, por ejemplo), funcionan a la perfección y son el sendero adecuado para todo tipo de funcionamiento, tanto en lo deportivo como en lo laboral. Caminar juntos, persiguiendo el mismo objetivo, con la misma idea y el mismo ánimo, nos da el mejor resultado, la mayoría de las veces. ¡Bienvenidos los actuales campeones y bienvenido el trabajo colectivo!

Argentina jugó muy bien

Argentina jugó muy bien

Argentina no fue el “flan” que creía todo el mundo…no podemos comparar a esta selección con la brasileña, quienes no tuvieron, ni siquiera, el amor propio para intentar vencer a una Holanda anárquica y veloz, y llegar a lograr el tercer lugar dentro de este Mundial. La selección argentina mostró que sí tenían argumentos para ser orgullosamente finalistas y con verdaderas posibilidades para llevarse la Copa del Mundo. Lo primero que vimos en el partido final fue una Argentina apasionada y vehemente por llevarse la victoria. Su actitud llegó a incomodar al sistema alemán, quien supo capear el temporal con frialdad y buen futbol, pero no sin sufrir con dos llegadas peligrosas de la selección sudamericana. Higuaín tuvo en sus zapatos la gran oportunidad de convertirse en el héroe momentáneo, pero erró su disparo al sentir la presencia de un defensa germano. En otro momento se invalidó el gol conseguido por el mismo Higuaín al mostrarnos claramente una posición adelantada del delantero al momento de que vino el pase de su compañero. La historia siguió su curso y veíamos llegadas de los dos lados, pero la destrucción del juego rival (en ambos equipos) fue el principal enemigo del partido. Las estrategias fueron mostradas para ver si se podía derribar el muro contrario, pero los esfuerzos fueron neutralizados poco a poco.

Llegaron los tiempos extra y la afición comenzaba a temer una final mas, conseguida por medio de los tiros desde el punto penal…los deportistas daban muestras de derrota ante el cansancio normal, luego de un partido muy movido. En varios de ellos vimos la cara del agotamiento. Se había hecho un cambio preciso, poco antes del minuto 90, por parte del seleccionador alemán, metiendo a la real “sangre nueva” a la cancha, desplazando a la figura emblemática de la delantera teutona: “Paletas tutsi pop anuncia la salida de Miroslav Klose, número 11  y entra en su lugar Mario Götze, número 19(leer todo esto con la voz de Melquiades Sánchez Orozco, voz oficial del Estadio Azteca). Este muchacho fue quien vino a desequilibrar mas la valiente defensa argentina ante los embates furiosos del equipo alemán, que no quería que el partido finalizara en los tiros penales. Era mucho lo que pudo resistir el seleccionado gaucho, pero no pudo mas y casi al final del segundo tiempo extra cayó el diferencial para dar por vencedor al equipo europeo. Un golazo de Mario Götze, la nueva imagen de la delantera alemana, fue la diferencia en resultado, de este partido.

La decepción de la afición argentina; la euforia de los fanáticos alemanes; la muestra de un futbol total renovado; el endiosamiento de figuras individuales que no fueron diferencia en esta Copa; la garra uruguaya con la que salió la selección argentina; la frialdad germana convertida en eficiencia colectiva; el golpe personal, tratando de amilanar al rival; la elegancia del portero teutón; los esfuerzos valientes del guardavallas sudamericano; la individualidad a la que orillaron, incomodamente, a un genio como Messi; la ausencia tan importante del “Fideo”; el reclamo justo y permanente de un capitán con voz, como Thomas Müller; la voz importante del capitán sin gafete como Mascherano…todo ello fue parte de la “Final” de la Copa del Mundo y creíamos que nos iríamos a comer con eso en ánimo, pero faltaba la parte mas “grosera” para el auténtico aficionado al deporte, cualquiera que éste sea: la “generosa” designación de “Jugador del Mundial” para ¡Lionel Messi!

Nadie lo podía creer…era aberrante darle ese estímulo a quien estuvo muy por debajo del nivel de otros jugadores; y no fue por culpa de Messi solamente, sino del sistema del técnico argentino, que hizo que recayera el peso de toda una nación en los hombros del genio rosarino y no lo protegió con gente mas coherente al tipo de juego que Messi podía desplegar. Pero la decisión de la FIFA fue notoriamente absurda…algo que le resta credibilidad al sistema, no así al deporte. Todo lo que en el futuro sea del arbitrio de la Federación, será cuestionado con la “violencia” que se muestra actualmente en las redes sociales, quienes son en la actualidad el “periódico con el que se espantan las moscas políticas” que nos rodean en el mundo.

 

P. D. Algo mas que se me estaba quedando en el “tintero digital”: Hay una serie de problemas en los actuales comentaristas o periodistas deportivos, que no se preparan debidamente en todos los deportes o tienen contínuas “muletillas” como la palabra “PRACTICAMENTE”…la usan para todo. Hay quien dice que al abanicar el tercer strike, practicamente estaba fuera…señores, al abanicar el tercer strike, se está FUERA, sin el practicamente. También dijeron que al lastimarse de una fractura, Neymar practicamente, estaba imposibilitado de jugar…¡NO MANCHEN! Necesitan mayor preparación en el campo deportivo y el locutoril. Es como cuando los reporteros dicen “ariopuerto” o “areopuerto” el lugar de AEROPUERTO, que es la palabra adecuada…si no me creén, solo escuchen alguno de los noticieros y verán de lo que hablo.

 

Bonfiladas Semifinales

Hola a los amigos que están leyendo esto…a los que no, pues no. Aquí, saludando y publicando acerca de lo que siento yo al ver lo que pasa en Brasil, durante este Mundial de futbol que nos ha dado grandes sorpresas y se han roto muchos records, pero que la nota fuerte y que le gana a cualquier otra, incluyendo la mordida de Luís Suárez, es la derrota inmisericorde de la selección Brasileña en la Semifinal ante la “magia” teutona…y digo “magia”, porque vimos un partido jugado por un equipo alemán que jugó por nota, al mero estilo brasileño, moviendo el balón, tocando como cariocas en la playa y ejecutando de manera artística lo que se les antojó.

¡Merecido festejo!

¡Merecido festejo!

Cuando se anunció el partido de esta semifinal me dispuse a verla con el entusiasmo por ver un gran partido…ese gran partido que es lo que uno espera en estas instancias de una Copa del Mundo. Y lo que vimos fue algo como si fuera el XBox o el clásico partido de 6o B vs. 2do A de cualquier escuela primaria del mundo. De repente volteamos la cara y al regresar la vista, por el minuto 30 ya se habían anotado 5 goles…pero lo mas sorprendente es que fueron anotados por una sola selección, Alemania…estábamos viendo historia de la buena: Klose rompiendo el record de mas anotaciones en Mundiales; el partido de semifinales con el mayor número de goles en la historia; la mayor diferencia en un partido de semifinales; la primera vez que un país anfitrión pierde por esa diferencia de anotaciones; cuarta semifinal consecutiva de Alemania; mismo equipo que rompe el record de anotaciones en mundiales con 223, dejando atrás la marca de Brasil de 221 y fue la peor goleada que sufre Brasil en la historia.

La afición, sin creerlo. ¿Será verdad?

La afición, sin creerlo. ¿Será verdad?

La cara de los aficionados brasileños no dejaba duda de lo que estaban viviendo, de lo que sentían ante tal masacre…en un meme mostraban a Hitler diciendo que ni en sus mejores sueños se le había ocurrido algo tan perverso. La gente no podía creer lo que pasaba (me pasó lo mismo), pues no había respuesta de Brasil en ningún momento del primer tiempo. Al arrancar el segundo tiempo, en algún momento mostraron algo del poco futbol que tenían como equipo, pues no había mucho por mostrar; se convirtieron en lo peor que un equipo puede convertirse: en once individuos jugando a algo diferente cada uno de ellos. Nunca se vieron como equipo unido y engranado; se les olvidó el juego bonito (se oye mejor en portugués, jogo bonito); Scolari les convenció que era mejor jugar conservador y ganar partidos y eso los llevó a endurecerlos tanto que se convirtieron en estatuas en el partido. Estoy convencido que la ausencia de su capitán Tiago Silva (amonestado en el partido contra Colombia de la manera mas estúpida del mundo al impedir que el portero despejara sin problema; fue su segunda amonestación del torneo), fue mas dañina que la falta de un jugador tan creativo como Neymar Jr. (lastimado de la tercera vértebra lumbar ante Colombia). No encontraron la línea de fortaleza en la defensa…se perdían en las marcas todos, incluyendo el nuevo capitán carioca, David Luiz, que tomó el gafete al faltar el líder Tiago. Pero no se sabía a que jugaba él, algunas veces se encontraba a la mitad del campo o como extremo o como defensa…no se ordenó, ni pudo ordenar al equipo mostrando la capacidad de capitán de la verde amarela. Los alemanes les pasaron por encima como si fueran los profesionales enfrentando a un equipo de aficionados, temerosos del despliegue germano. Como lo dije al inicio de la nota, parecía un juego de XBox entre mi hijo y yo (soy malísimo para jugar FIFA). Fue un MineiRanazo!!

Increible, ¿verdad?

Increible, ¿verdad?

Las críticas periodísticas en Brasil acerca de este gran descalabro son muy duras e incluso con palabras muy fuertes contra Scolari, a quien en un periódico le dicen que se irá directo al infierno. Me parece exagerada la postura de ellos, pero entendiendo la pasión que el futbol causa en el país amazónico, se entiende por igual el dolor, aunque no comparta esa postura fatalista. Felipao ha hablado de que la vida sigue, pero hay que darle a la gente que los ha seguido algo mas hermoso de lo que han mostrado hasta ahora. Él habla de estadísticas, pero el futbol no es eso en su esencia, no son solo resultados, sino la forma y el arte que por siempre ha mostrado el equipo brasileño. Esa forma de juego la han adoptado otros y ha sido deshechada por los creadores. Claro que le dió al país amazónico un título en la Copa del Mundo de Corea/Japón 2002, pero no se puede vivir del pasado y ya es 2014, amigo. Lamento mucho todo esto, pero por los niños, que deberán aprender de esto y salir adelante como lo hicieron los que vivieron el famoso Maracanazo, que ahora está en un lugar mas adecuado dentro de la historia, ante lo desastroso de esta masacre.

Los niños saldrán adelante.

Los niños saldrán adelante.

De la otra semifinal no hablo tanto porque, además de que fue muy aburrido, hice un gran esfuerzo por no dormirme y tenía que trabajar (por fortuna, la verdad) y darle pequeños vistazos al partido en los momentos que podía distraerme. Realmente Argentina y Holanda (Países Bajos) han jugado a no ser goleados…ambos jugaron a lo mismo, a destruir y nada de proponer a la ofensiva. Salieron a la cancha de Sao Paulo a sofocar al rival intentando dormirlo con la cadencia, pero lo peor es que fue una idea que permeó en ambas escuadras, si hubiera sido en una sola, a lo mejor habría algo que rescatar, pero no, fue un juego desahuciado, sin rescate posible.

Entre mis pronósticos de Cuartos de final, acabé 50/50…ahora me voy por Alemania, para Campeón…obvio Argentina, segundo y en el nefasto partido por el tercer lugar, me inclino por Brasil, que no le queda de otra…en algo deben paliar el ánimo de la torcida brasileira y de la gente que aprovechará el momento álgido que está viviendo Brasil.

He acabado de opinar y espero que nos den los dos últimos buenos juegos de este mundial en el fin de semana y ¡punto!

Bonfiladas Octavas

Amigos…andaba deprimido el domingo…ahora, sólo estoy triste…creo que es lógico, por la eliminación de la Selección Mexicana en Octavos de final del Mundial de Brasil 2014, una vez más. Yo sí era de los que pensaba que esta selección era la “buena” para hacer historia grande, ni modo. Ya se todas las frases pesimistas que quieren evitar el “sufrimiento” al decir que “Jugaron como nunca y perdieron como siempre” o algunas otras frases derrotistas que me incomodan y solo le funcionan a la gente soberbia y pesada que no se atreve a comprometerse con una afición, sea cual sea esa misma; o sea, no quiere sufrir de veras. Seguramente en los otros países que aun están compitiendo en el Mundial de futbol, hay gente parecida, intentando fabricar otras frases o pensamientos para cuando su equipo favorito pierda, pues solamente uno de los ocho que quedan será el Campeón y no quieren sufrir ese tipo de dolor que sólo un verdadero aficionado sabe sentir.

La mejor muestra de fe.

La mejor muestra de fe.

El ser fiel a su/s equipo/s es muy complicado, pero siempre será mejor que ser una persona anodina que no quiere apasionarse por algo o por alguien y solo quiere “torear” el dolor de la derrota; y no hablo de deporte exclusivamente, sino de la vida misma…yo soy fiel a mi equipo familiar, por ejemplo…soy aficionado a mi familia y me apasiono por ellos y sus logros y me entristezco por las fallas que se cometen, de la misma manera que me pasa en los deportes que me gustan y disfruto. Hay que sentir el compromiso por ellos y por sus logros; hay que sufrir para poder disfrutar cuando las cosas sean las mejores. Por eso creo que México tuvo una actuación maravillosa, proponiendo todos los partidos y jugando sin temores, ni cobardías, ante rivales mas talentosos y poderosos, por lo menos en lo que se refiere a lo que ganan. Miguel Herrera logró, junto con Ricardo Peláez (importantísimo mencionar su participación), lo que nadie había logrado: Un equipo que funcionara como tal, no solo con individualidades. El partido ante Holanda nos deja un sabor amargo en la boca porque veíamos a un equipo bien conjuntado y el arbitraje, por desgracia, marcó diferencia…no sólo por marcar un penal inexistente (hubo uno a favor de México y otro a favor de Holanda que no se atrevió a marcar), pero sin mostrar las tarjetas en los momentos adecuados…si hubiera sacado la tarjeta a tiempo a Robben, tal vez no se hubiera atrevido a lanzarse de la Quebrada en los minutos finales…los hubiera no existen, pero los tramposos no son reprimidos como se debe. La FIFA tiene, no doble, sino, ¡¡¡múltiple moral!!! Hubo un castigo, “disque” ejemplar, para alguien poco leal al deporte, como Luís Suárez, y no actúa ante un jugador tramposo.

Dejamos, por ahora, a la selección mexicana y platiquemos de lo que pasará en la siguiente ronda, los cuartos de final. Las cosas se pondrán peliagudas cuando Alemania y Francia se enfrenten en el primer partido de los cuartos de final. Mis pronósticos los pondré al final de esta entrada del blog, pero mi comentario es que Alemania debe mostrarnos todo el trabajo hecho en todo el tiempo que el entrenador “comemocosJoachim Löw ha tenido a los mismos muchachos. Francia viene muy poderoso y con el espíritu arribototota…focos de alerta con ellos.

Brasil-Colombia merece un comentario mas amplio, porque en mi humilde opinión, la selección anfitriona no ha tenido el mejor de los mundiales, porque se han presionado tanto que sus patitas les tiemblan cada vez que tienen la pelota, exceptuando Neymar Jr, que es tan talentoso que le vale mauser lo que la gente diga y se atreve a haces cosas diferentes y desequilibra, pero no puede ser solamente él quien cargue a todo un país. Colombia se ha parado como los grandes y a pesar de no tener a uno de los mejores jugadores del mundo, Radamel Falcao, ha demostrado que no les pesa y sí los engrandece. La revelación, James Rodríguez, es un jugador muy parecido a Neymar Jr y se muestra osado, no es timorato, ni se apabulla ante la adversidad…va a recibir mucha atención de los promotores…bien por él!

El siguiente partido de cuartos será Argentina-Bélgica y será un verdadero misterio lo que pasará en él. Los gauchos no se ven tan desbalanceados como Brasil, pero siguen dependiendo, de igual forma, de uno o dos jugadores. Lionel Messi y Ángel di María son los que han cargado el peso de todo la selección; se ha formado un sistema en el que todos jueguen para que Messi destaque y los haga brillar a todos, pero es humano y puede fallar, aguas con eso. Bélgica es un auténtico caballo negro en este Mundial y su funcionamiento colectivo es impecable, aunque se vieran un poco ingenuos ante los Estados Unidos en el partido de hoy…es notable su crecimiento.

El último partido de cuartos de final será Holanda-Costa Rica…este era el partido que yo veía jugando a mi México querido, pero sigamos comentando…los naranjas fueron exhibidos en su funcionamiento por los mexicanos al atacarlos y quitarles el balón, ahora vienen ante una de las selecciones revelación del torneo (la otra, para mi gusto es Colombia), Costa Rica, que ha demostrado que no hay grandes imbatibles, ni metas imposibles. Estoy seguro que será uno de los partidos mas peleados y los holandeses no saben jugar así, le temen a los jugadores talentosos. Hay que recordar la final de hace cuatro años, donde Holanda se equivoca y hace un juego rudo, por no saber como enfrentar al talento español y ahora lo hizo ante un equipo solidario, como lo fue el equipo mexicano. Creo que es el momento de los ticos, que vienen embalados como una maquinaria práctica y funcional…pero cuídense del medalla de oro en clavados.

Mis pronósticos son: Alemania, Colombia, Argentina y Costa Rica…¡he dicho!…y me lo sostengo (cuando lo digo, claro…jejeje).