Bonfiladas Felices


Hola a todos los seguidores de este espacio, lleno de estupideces y demás tonterías que vamos sacando a relucir en el entorno que nos rodea (deben ser dos o tres y ya…los seguidores, no las tonterías). A los nuevos lectores les envío mis condolencias por acceder a este espacio, pero no puedo controlar a mi gran aparato publicitario con el que NO cuento, por lo que no se como se enteraron de este lugar, pero si quieren dejar un comentario abajo, lo agradeceré para carcajearme a gusto de los que vinieron a perder el tiempo leyendo esto.

¡Y a lo que te truje, Chencha!..o lo que es lo mismo, a escribirle, que para eso andamos por aca. Y ahora resulta que el pueblo bueno es FELIZ, FELIZ, FELIZ!!!

Palabras textuales del impoluto prócer de la nación y Presidente actual del Gobierno, el Sr. López:

“El pueblo está feliz, feliz, feliz, hay un ambiente de felicidad, el pueblo está muy contento, mucho muy contento, alegres. Entonces, no hay mal humor social”.

Ahora ya vivimos en dos espacios muy diferentes al que nos gobierna…existen Pejelandia y Fifidonia, frases de un amigo tuitero que dice que son esos dos países donde los primeros son flojos y ciegos; los segundos son críticos y trabajadores y con sus impuestos pagan a las focas chairas de Pejelandia. Digamos que andamos bardeados, como estuvieron en Alemania…mas exactos, en Berlín hasta 1989, que somos dos caras de una misma nación y no podemos vernos mas que para denostar, unos lo que hacen los otros y los otros sobre lo que hacen los unos. Esta polarización no fue creada de la nada…venimos escuchando en mañaneras, en entrevistas, en reuniones, etc. que el “líder” moral del pueblo nos ha dividido entre pueblo bueno y mafia del poder; entre chairos y fifis. La gente de la calle nos identifica ya por el “estigma” que han creado de nosotros…todos cargamos uno, nadie se escapa.

amlofeliz

Feliz, feliz, feliz…loosers.

Otro tuitero dice que:

Pejelandia es donde:
– Crecemos a un 4%.
– La inseguridad no existe.
– Se acabo el huachicoleo y les damos trabajo.
– Se terminó la corrupción y platicamos con el narco.
– Tenemos un sistema de salud como Suecia.
– Nos salvara la cartilla moral.
– Aumentan los empleos.
– El presidente es un estadista.

De estas y muchas otras cosas andamos mas que sorprendidos por el grado de “lucidez” mental del gran héroe nacional y la cantidad de miér…coles de plaza que nos faltan para que llegue el 2024 y que se ha tragado su “pueblo bueno”. El horno no anda para bollos, como decía mi abuela…y lo vimos en la reciente marcha de feministas enardecidas por la violencia de género, que pretendieron desvirtuar otras, que son la violencia sin género. No es lo mismo que lo mesmo, jóvenes…necesitamos hacer un alto en el camino para congratularnos de poder seguir siendo gente productiva y no creernos ninguno de los letreros que nos quieren endilgar. Las únicas marcas que debemos tener son las que la vida nos ha dejado, pero siempre pensando que son símbolo de aprendizaje. Y esas marcas las portamos con orgullo, no estorban y sí nos enseñan. Nadie debe ponernos etiquetas, mas que para el face. Nadie debe darnos títulos, mas que las escuelas. Nadie debe polarizarnos, NADIE. Y no me enojo, pero ya me pusieron de malas con su estado de ánimo “feliz“.

Como siempre, en este espacio, surgen dudas sobre lo que se escribe:

  • ¿Son datos correctos de felicidad o hay otros datos sobre ello?
  • ¿La mierda que se dice en las conferencias se puede juntar para abono?
  • ¿Se compondrá con lobotomía o un simple tratamiento psiquiátrico?
  • Quien entendió, ¿entendió? y ¿los otros? ¿Tampoco?

_____________________________________________

Y cerramos con un pensamiento ilustre de Don Jacinto Benavente:

“La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande.”

______________________________________________

Acerca de elBonfis

Actor, announcer and system analyst. Mad about Mac's, Cruz Azul, Orioles and Green Bay fan!!

Publicado el agosto 21, 2019 en elBonfis. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Acabo de encontrar tu blog. Buenísimo por cierto, a reír que a eso vinimos.

    Le gusta a 1 persona

  1. Pingback: Bonfiladas Tristes en la Nave del Olvido | elBonfis y las Bonfiladas

Responder a Normis Rob Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: