Bonfiladas Doblajeras y sus transformaciones


Hola amigos. Hola enemigos. Hola a todos los que lean esto…a los que no, ni les digan, pero vaya un hola para ellos también; hoy andamos de güenas (como diría algún iletrado con harto sentimiento).

La vez pasada les comenté que en el mundo del doblaje existían varias épocas muy significativas, donde hubieron cambios trascendentales para esa industria. De ello quiero platicar hoy, que estamos por vivir algo similar con nuevas formas de trabajo y de colaboración.

El doblaje en el cine en general existe desde que el sonido forma parte del séptimo arte, porque las canciones y algunos actores fueron doblados por diferentes circunstancias y se tuvo que iniciar algo para darles herramientas a los creadores de cine, tanto escritores como directores y diseñadores de producción. Así que los micrófonos, consolas, grabadoras y demás herramientas de audio fueron utilizadas para que el público pudiera disfrutar del cine hablado; pero esta misma audiencia no sabía, en ese entonces, que no siempre eran los sonidos reales de las cosas o personas, porque se postproducían los proyectos y se adicionaban las cosas que se pedían antes de lanzar el producto final. Como sea, esos fueron los inicios del mundo del doblaje, porque se usaron los mismos principios para crear una nueva industria, dentro de la industria del cine, el doblaje.

Mientras el cine comenzaba a tener la calidad de exportación, se fueron presentando “problemas” inherentes a dicha internacionalización…problemas de analfabetismo, debilidades visuales, mala calidad de la subtitulación, políticas nacionalistas de identidad (no voy a hablar de esas políticas, porque mi charla está mas enfocada a los sistemas de producción), etc.  Todo esto necesitaba de una solución fuerte, radical y permanente…por ello el doblaje se crea y se forman los primeros grupos de actores y adaptadores de los idiomas que necesitaban. La forma en que se doblaba era lo que conocimos como sonido óptico, previo al siguiente paso importante por suceder.

Screen Shot 2018-10-24 at 6.02.34 PM

*Foto tomada del libro “El doblaje de voz” de Salvador Nájar.

El doblaje en óptico era hecho cortando, literalmente, la copia de trabajo del material en pequeños trozos de película de 30 segundos (el tiempo fue cambiando con los tiempos por cuestiones de contratos colectivos); estos segmentos de película eran unidos y creaban un “loop“, o sea un círculo sin fin, que se ingresaba al proyector y en pantalla pasaba una y otra vez, hasta que quedaba la toma de audio, con los personajes que intervenían y que a su vez se grababa en cinta de 1/4 de pulgada, en máquinas de carrete abierto (la medida de loop se usa, incluso, actualmente como eso, una medida para el conteo de las intervenciones de cada actor y poder tabular su trabajo). Había interacción entre los diferentes actores al estar en el atril todos los que debían estar en el loop por grabar. Hay anécdotas de esas experiencias en todas las salas de doblaje donde se trabajó con ese sistema. Así se dobló por muchos años…tres décadas, mas o menos, hasta que apareció el videotape. Aquí haré una pausa para explicar que la televisión ya era un auténtico medio de comunicación y el doblaje formaba parte fundamental de esa industria, pero el material venía en cintas de celuloide de 16 o 35 pulgadas, que eran las que se usaban en cine.

El videotape o cinta de video, durante los años 70, nos trajo un mundo nuevo y hubo que modificar la industria. Fue en la empresa CINSA, donde se comenzaron a hacer pruebas para poder hacer el trabajo directamente a la copia de video y así comenzó otra etapa importante dentro de la industria.

Screen Shot 2018-10-24 at 7.56.31 PM

*Foto tomada del libro “El doblaje de voz” de Salvador Nájar.

Se fueron perfeccionando los sistemas y comenzaron a desaparecer las salas oscuras del sistema óptico para que aparecieran las salas con pequeñas pantallas de televisión, pero eso sí, los atriles siempre copados por los actores que intervenían en los loops de la secuencia por grabar. Por ese entonces la medida de loop tuvo su gran modificación y se convirtió, ahora sí, en una simple medida, porque el material ya no se cortaba literalmente, sino que se subrayaba solamente el texto para separar los loops y poder hacer el plan de trabajo en las hojas cuadriculadas donde se señalaban los segmentos,  los personajes que intervenían y se podía contabilizar el trabajo. La forma de trabajar cambió y vinieron llegando las nuevas herramientas de trabajo, con la finalidad de que la grabación fuera mas expedita, la edición mas exacta y no costara tanto hacer retakes o repetir tomas (necesarias, muchas veces, por problemas que no se reflejaron en la grabación original). En las empresas se grababan ya páginas enteras, a veces. Y el doblaje se hacía a destajo y maquilábamos mucho en poco tiempo, o en menos de lo que nos tomaba doblar en óptico. No hablaré, tampoco, de la calidad, porque no es tema de esta entrada del blog, pero siempre sostendré que si el doblaje es hecho por actores, será un producto bien hecho y con calidad de exportación, por eso el doblaje mexicano fue considerado por muchos años como el mejor del mundo.

Con estos cambios y la modernidad, a mediados de los años noventa, del siglo pasado (increible que esté escribiendo esto…parezco abuelito), entró a la industria una forma de grabar que transformaría la industria en mas económica para la creación de salas y tener una grandísima competencia, la Digital. Esta era vino de la mano del mundo de la computación, porque era la herramienta de mayor crecimiento que había y lo  constatamos en estos tiempos, pues vivimos en esta era ahora mismo; por lo tanto, llegó para quedarse.

Screen Shot 2018-10-24 at 6.02.45 PM

*Foto tomada del libro “El doblaje de voz” de Salvador Nájar.

El mundo digital trajo consigo la grabación multicanal, los atriles se achicaron, porque ya no necesitaban ser usados por tantas personas al mismo tiempo, las televisiones fueron sustituidas por simples pantallas planas, mas baratas y de menor necesidad de espacio. Al principio era muy criticado por los actores porque ya no tenían la “réplica” real de quien era su contraparte. Hubo que adaptarse rápidamente porque las nuevas generaciones aprendían velozmente y atraparon el mercado, el cual siempre necesita nuevas voces. La demanda por doblaje se incrementó, incluso actualmente, con las nuevas formas de distribución de contenido, Internet, plataformas de paga, cine con estándares muy altos de calidad, requieren material doblado en todo el mundo. Eso ha traído a la industria un nuevo cambio, que pronto se usará en el mundo, porque la realidad es que la globalización nos ha llegado de lleno a este mundo digital.

Este mundo global y digital, lleno de herramientas nuevas, como la velocidad de transmisión de datos, micrófonos con mejor respuesta y acceso a dispositivos móviles de menor costo, cámaras de video, software muy sofisticado, pero muy adecuado para los tiempos actuales y eso sí, hecho con mucha creatividad. Cuando lo conocí, estaba seguro que sería uno de los grandes cambios que íbamos a tener en la industria y que va a ser el parteaguas del doblaje.

screenshot_zoodub

Sesión de grabación con Cristina Hernández

ZooDubs ha llegado para quedarse y ser el líder del nuevo mundo; se adaptó mejor y creó algo nuevo, usando la vieja escuela, con mejoras sustanciales, utilizando las herramientas actuales de manera sencilla. Pronto sabrán mas de ellos y de los alcances de todas sus novedades. Por mi parte les doy la bienvenida y les deseo un futuro mas que prometedor, porque lograran acercar mas a las personas talentosas de la industria, alejando a los improvisados que no tienen mayor cabida y se les ha dado tanto crédito. Ya no importará donde estemos; seremos localizables y contratables. Me cuento, entre ellos, porque no debe haber falsas modestias y estoy dentro del doblaje desde hace mas de 40 años, trabajando muy duro y alegrándome cada vez que suceden estas cosas que me ha tocado presenciar de primera mano. Me tocó aprender del mejor, Don Narciso Busquets, en el sistema óptico; continué aprendiendo en video con el mejor de ese sistema, Don José Lavat…inicié grabando en digital, sobretodo, en comerciales y ahora me ha tocado ver nacer un nuevo sistema, tan, ¡pero tan creativo!, que es un lujo que aún no podemos darle su dimensión verdadera.

Gracias, Raúl, por llamarme y poder formar parte del equipo de vanguardia, como Ricardo y Cristina…ser del equipo de avanzada da mucho orgullo.

Y hasta aquí el relato de las grandes transformaciones que ha vivido el doblaje, con mucho pasado, pero con un futuro mucho mayor. ¡Ay!, qué serio estuve en toda esta entrada del blog…pero es que es un tema apasionante para mi y lo tomo tan en serio, que ha sido una gran parte de mi vida y de las mas importantes…aquí conocí al amor de mi vida, mi esposa, mi Sra. Güera, Bárbara, cuando fue alumna de una de las mejores voces del medio, Armando Coria, y ella tuvo que hacer su examen final en CINSA, donde Eduardo Tejedo, Alma Nuri y yo fuimos sinodales de la generación de ella en el Instituto Andrés Soler, en ese entonces, de la ANDA.

Acerca de elBonfis

Actor, announcer and system analyst. Mad about Mac's, Cruz Azul, Orioles and Green Bay fan!!

Publicado el octubre 24, 2018 en elBonfis. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: